¿Creías que a lo que todos llamamos ‘sushi’ es todo igual? Pues estás equivocado… Y es que aunque es algo muy común lo cierto es que no todo recibe, realmente, el nombre de sushi.

Por ejemplo, por un lado, encontramos el niguiri. Se trata de bolitas de arroz cocido sobre las que se coloca algún tipo de pescado: atún, salmón o caballa son algunos de los tipos de pescado que más se suelen combinar con arroz bajo este formato sushiano que está… ¡rico, rico!

blog1

Por otro lado, encontramos el maki. Este tipo de sushi está conformado, por arroz hervido, algún tipo de pescado o verdura en su parte central en forma de porción pequeña y un alga nori recubriendo la pieza. Una pieza clásica que nunca falla y que es una de las favoritas y… ¡no nos extraña!

Por otra parte encontramos la pieza conocida bajo el nombre de California Maki. Se trata de un delicioso rollo realizado con alga nori y que está relleno sobre arroz y semillas, una pieza que nos encanta porque tiene mucho sabor…

¡Y qué decir del temaki! Un cono de arroz con relleno sobre alga nori en el que todo cabe y de qué manera. Delicioso, mezcla como nadie ingredientes como el aguacate, el melocotón o la zanahoria, entre otros muchos. ¡Para repetir!

Y sí, aunque os parezcan muchos todas estas variantes no dejan de ser tipos de sushi con las que estamos todos familiarizados pero que pocas veces solemos llamar por su nombre… si os hablan de tipos de sushi, ¡no os liéis!