Prepara tu menú de Nochebuena

 

Caaaampana sobre campaaana, y sobre caampana uuuuna…

Arre borriquito, arre burro arre, anda más deprisa…

Vale, ya paro.

Ha quedado suficientemente claro que ya hemos inaugurado la época de villancicos. Y que estamos ante la recta final de la Nochebuena, una de las noches más importantes del año, junto a Nochevieja.

También esto conlleva más de un dilema por la expectación contenida, porque esperamos a invitados en nuestra casa, porque sabemos que alguna pregunta indiscreta sonará por ahí… Y, sobre todo, por el menú de Nochebuena. Que puede traer alegrías y sorpresas, indigestiones y otros males. Aunque no importa lo lleno que acabes, que siempre hay hueco para el turrón. Eso es así.

En este artículo queremos apoyarte en tu dilema fundamental: preparar el menú de Nochebuena. Da igual si vas de invitado a casa de tus padres o familiares, este año habrá que colaborar, ¿no?

Te ofrecemos 3 niveles de implicación en el menú de Nochebuena, en función de tu situación.

 

1. Menú de Nochebuena (nivel experto):



Venga, el menú de Nochebuena es todo tuyo. Al ser el anfitrión, es tu responsabilidad pero también todo el mérito recaerá sobre ti. Te proponemos un menú de Nochebuena fácil pero resultón. Para dejar a tus comensales flipando.

 

Entrantes

Vete al mercado de tu barrio y compra el marisco que quieras poner en tu menú de Nochebuena. Como sabrás, los días cercanos a Nochebuena se encarece muchísimo. Así que adelántate varias semanas y congélalo. Créeme, es lo que hace todo el mundo (que piensa en su bolsillo). Añádele una buena caña de lomo, un queso curado, y otro más suave para untar con unas tostadas de salmón ahumado y eneldo. Y si tu economía te lo permite, búscate unos buenos sobres de jamón ibérico. Listo, ya tienes los aperitivos.

Primer plato

Ahora vamos con el primero. Para empezar, te recomendamos no liarte mucho la manta a la cabeza, y comprar un buen caldo de Navidad. Lo encontrarás en muchos supermercados. Añádele taquitos de jamón, huevo hilado y picatostes. Hala, ya tienes la sopa navideña que dejará a todos tus comensales con el estómago bien calentito.

Segundo plato

El segundo es el plato principal de tu menú de Nochebuena, así que cúrratelo un montón. Dejarás a todos con la boca abierta si buscas unas carrilleras de ternera y las guisas a fuego lento durante varias horas. Séllalas en la olla con cebolla en juliana y ajos enteros. Añádeles vino dulce y caldo de ternera, con unos orejones y pasas, canela en rama, anís estrellado… Déjalo una hora a fuego medio y después cocínalo unas 5 horas a fuego super bajo. Dale un golpe de calor final para que reduzca la salsa. Acompáñalo con un puré de patata y esencia de trufa. Venga, más fácil imposible.

 

Para terminar

De postre, turrones y polvorones. No se hable más.

 

2. Menú de Nochebuena (nivel intermedio):

 

Perteneces a este nivel si no eres el anfitrión. Si vas de invitado, no llegues con las manos vacías. Aunque sobrará comida, al día siguiente lo agradecereis al abrir los tuppers.

Puedes preparar unos dips sencillos para comer con palitos de cereales o algo similar. Te proponemos estos tres para colaborar en el menú de Nochebuena:

 

Paté de setas

Muy fácil: sofríe unas setas con cebolla, y redúcelo con vino dulce. Lícualo bien.

 

Hummus de pesto

¿A quién no le encanta el hummus? Tritura garbanzos cocidos, ajo, aceite de oliva, sal, y añádele unas hojas de albahaca con piñones.

 

Guacamole

Probablemente el más rico de todos. Aplasta con el tenedor aguacate maduro, lima y sal. Añádele daditos de cebolla y tomate, con hojas de cilantro. Esto está pinche bueno. ¿El toque navideño? Ponle por encima semillas de granada.

 

3. Menú de Nochebuena (nivel de iniciación):

 

Bueno, que si lo tuyo no es cocinar, no te rayes. Tanto si te toca ser anfitrión como si vas de invitado, puedes preparar tu menú de Nochebuena o colaborar en él sin morir en el intento.

Abre nuestra app y pide los platos que más te apetezca. Asegúrate de pedirlos con bastante antelación. Si eres anfitrión, ¿por qué no te montas una Nochebuena temática, con comida india? Y si eres invitado, puedes llevar unos dim sum o unas bandejas de sushi como entrante. A todos les encantará la idea.

 

¿Qué? ¿Ya sabes en qué nivel estás de los tres de cara al menú de Nochebuena?