¿Sabes lo que es el poké hawaiano? ¿Te gusta el sushi? ¿Estamos vivos? Preguntas existenciales que todos debemos plantearnos de vez en cuando.

Vamos respondiendo:

El poké hawaiano es un plato de origen hawaiano (vaya, todo cobra sentido). Se compone de vegetales y pescados crudos, como el atún o el salmón. Es lo que viene a ser una ensalada. Pero no cualquier ensalada. Con esto comes y no tienes hambre en todo el día. Este es uno de los motivos de este artículo. Ahora te contamos más.

Si te gusta el sushi, el poké hawaiano te va a flipar. Entre otras cosas porque tiene los mismos ingredientes pero dispuestos de otra manera.

Y la tercera pregunta existencial: se supone que estamos vivos, pero cuando pruebes el poké hawaiano ya te puedes morir tranquilo. Es así.

 

El poké hawaiano es un plato equilibrado

El motivo principal por el que el poké hawaiano lo está petando es que es un plato supermegaultra completo. Lo que te decíamos: te zampas un bol de estos y ya no necesitas más. Pero al mismo tiempo es increíblemente ligero porque sus ingredientes no son nada grasos.

Es un plato equilibrado porque se compone de 4 tipos de nutrientes indispensables para afrontar la jornada:

 

1. Carbohidratos

El arroz es la base del poké hawaiano. También puedes encontrar variantes de quinoa, que sigue siendo un cereal y un carbohidrato. Aquí tienes la principal fuente de energía que necesita tu organismo para estar activo.

 

2. Proteínas

El pescado crudo, pollo o tofu (en otras variantes) aportan la dosis de proteínas que necesitamos. Reparan tejidos, generan anticuerpos y en general hacen que nuestro organismo funcione correctamente.

 

3. Grasas

De nuevo, el pescado azul (salmón y atún entre otros) nos aporta cosas buenas. En este caso, las llamadas “grasas buenas” o grasas insaturadas. También el aguacate es una fuente de grasas buenas, concretamente de Omega 3.

 

4. Vitaminas

Por último, los vegetales del poké hawaiano (tomate, zanahoria, aguacate, edamame, cebolla, maíz…) representan el mayor aporte de vitaminas A y C. Además, el pescado, el aguacate y los frutos secos nos aportan vitaminas B12, D y E.

Estos micronutrientes son en su mayoría antioxidantes. ¿Y qué es eso? Son moléculas que, al ser ingeridas, absorben lo malo del cuerpo y se oxidan ellas, en vez de nosotros. Así hablando en castellano.

 

Por si esto no fuera suficiente, el poké hawaiano resulta más económico que el sushi. Al menos al comparar las dimensiones de uno y de otro, la relación tamaño/precio ya de por sí es cautivadora.

¿Ahora entiendes por qué el poké hawaiano lo está petando tanto?