Estamos on firePublicado el 19.12.2018

Tendencias gastronómicas para 2019

Tendencias gastronómicas para 2019

Ay, que ya tenemos aquí el 2019. A la vuelta de esquina, sí, sí. Ahora vienen días de lubina al horno, asado de carne, pavo relleno, cordero asado y un sinfín de canapés que no se comerá ni el perro al día siguiente. Pues como si fuésemos a estar a pan y agua durante las fiestas, en este artículo queremos contarte las tendencias de cocina para 2019. Sí, para que ya nos salga la comida por las orejas. Pero al buen foodie, la comida nunca le sobra.

Algas

Son los arbustos del mar. Se han utilizado en la cocina asiática desde hace siglos, y ya se van a convertir en un verdadero furor este año que entra. Tienen un sabor característico imposible de imitar, con un fuerte sabor umami (sabor orgásmico que encontramos en el jamón o la trufa, por ejemplo). Ideales en caldos, ensaladas o fritas. Además, tienen hierro, calcio, fibra, yodo, proteínas vegetales y vitaminas a cascoporro.

Superalimentos en polvo

¿Qué es eso? Son alimentos con una gran densidad de nutrientes. En cristiano, por favor. Son alimentos que, en pocas cantidades, contienen una dosis elevada de nutrientes. ¿Por ejemplo? Sin ir más lejos, el aceite de oliva o el ajo, lo son. Pero más de estos que ya son conocidos, en 2019 será tendencia los superalimentos en polvo. Y habiendo mencionado antes las algas, los dos superalimentos “estrella” en polvo son: la espirulina, y el plancton (introducido por Ángel León).

La cuarta comida

Con más frecuencia y cuanto mayor nos hacemos, más olvidamos la cuarta comida. O para que nos entendamos, la merienda. Volver a introducirla en nuestra alimentación será una de las tendencias gastronómicas de 2019. En forma de snacks, sobre todo. Chips a base de verduras, salsas saludables para dipear, encurtidos… Y de aquí surge otra tendencia gastronómica para 2019: el trashcooking.

Trashcooking

Es una de las tendencias gastronómicas para 2019 que pisa más fuerte. ¿De qué estamos hablando? No es otra cosa que cocinar con las sobras (trash = basura). ¿Qué entendemos por sobras? Las cáscaras de las verduras, hortalizas y frutas. Además de servir como snack (cuarta comida), se pueden incorporar a platos principales para darle nuevas texturas. Aprovechar las cáscaras de una cebolla para un caldo, o la corteza de una sandía para hacer un encurtido, es lo más top de lo top. O, ¿por qué no? Otros ejemplos: deshidratar la piel de un mango para hacer una golosina, o la piel de las patatas para hacer unas chips con más cantidad de fibra. ¿A que te has quedado flipando pepinillos?

Cannabis

Esta planta conocida como cáñamo o marihuana ya no sólo se fuma. Desde tiempos inmemorables se lleva usando con fines medicinales. En 2018 se ha comercializado mucho en cosmética, porque se está demostrando que el aceite de cannabis equilibra la producción de sebo. Pero lo que llega es mejor todavía. El característico sabor de esta planta se está introduciendo también a la comida. Ya lo sabían bien los holandeses, con sus famosas magdalenas de marihuana. Pues lo más top es probar el aceite de cannabis en ensaladas, hamburguesas, cervezas… Tiene un sinfín de posibilidades y recuerda bastante al uso que se le da al aceite de trufa.

Efecto sorpresa

¿Sabes lo que es un trampantojo? Parece más propio de la cocina vanguardista, pero cada vez lo encontramos en más restaurantes. Es engañar al comensal con la estética de un plato, que recuerda a otro, pero con un sabor completamente diferente. Por ejemplo, un tiramisú con forma de pera. ¿Cómo te quedas? Esto genera un efecto sorpresa, al igual que el uso de peta-zetas en algunos postres. En 2019 quedarnos ojipláticos será tendencia.

Sabores florales y alimentos contra la depresión

¿Helado de lavanda? ¿De rosas? El uso de flores para conseguir matices en repostería será una de las tendencias gastronómicas para 2019. Y es inevitable asociarlo con otra de las tendencias para el nuevo año: los beneficios emocionales. ¿Cómo? Lo que lees: algunas plantas, como la lavanda, está demostrado que influyen en la producción de serotonina para combatir la ansiedad o la depresión. Y no sólo encontramos este beneficio en las plantas, sino también en alimentos como los lácteos (concretamente el yogur), los huevos o los frutos secos.

Ya sabes, cuando estés bajo de ánimos, piensa en un helado de yogur con lavanda y nueces. ¿Por qué no?

La evolución de los helados

Y hablando de helados, estas delicias también van a experimentar una auténtica evolución. Desde ingredientes nuevos, como la zanahoria o la coliflor, hasta nuevas maneras de comerlos. ¿El bocadillo helado? No es ninguna novedad, pues en el sur de Italia es más que famoso el helado con brioche (un pan que se utiliza en algunas hamburguesas).

Arepas

Por la migración masiva de venezolanos por el mundo, y concretamente a España, las arepas se están popularizando más y más. Tanto, que las fusiones ibérico-venezolanas no se están quedando atrás. ¿Arepa ibérica? Al igual que lo fue el sushi ibérico, esta puede ser una de las tendencias gastronómicas para 2019.