Estamos on firePublicado el 08.04.2014

¿Conocías el origen del rollito de primavera? ¡Atento!

¡Hola a tod@s! Hoy queremos hablaros de uno de nuestros imprescindibles y seguro que el de muchos de vosotros: la comida china a domicilio. ¿Por qué nos gusta tanto a todos? Porque es muy económica, variada y para qué vamos a engañarnos… ¡Por los rollitos de primavera! Porque… ¿Quién se pega un banquete de comida china y no pide rollito a Just-Eat? Por eso, hoy queremos dedicar este artículo al entrante más famoso de toda la gastronomía china, cuyo nombre seguro que hemos utilizado no solo en términos gastronómicos… 😉

¿Cuál es el origen del rollito de primavera?

Hace muchos, muchos años… El rollito se empezó a popularizar por ser el plato más representativo a la hora de celebrar el año nuevo chino, época en la que comienza la primavera y de ahí, el origen de su nombre… ¿Pensabas que tenía más misterio? ¡Espérate, qué hay más!  Además, la forma del rollito también tiene un significado y es que representa a un capullo de gusano de seda, dado que al comenzar la primavera es cuando se produce el nacimiento de estos bichillos tan populares en la cultura china. ¿Interesante, no? 🐛

A parte del típico rollito de primavera, seguro que te suena verlo en diferentes versiones…

¿Qué tipos de rollitos podemos encontrar?

Lumpia: Cuando el invento viajó a Tailandia se le bautizó con este nombre. Se diferencia del rollito clásico en que la capa exterior es de una pasta hecha a base de harina de arroz, en vez de harina de trigo.
Rollitos vietnamitas: Con las mismas características que el Lumpia, cuando los vietnamitas adoptaron este delicioso plato lo empezaron a servir en una versión reducida y mucho más crujiente.
Además, el rollito de primavera ha llegado a otras muchas otras culturas gastronómicas como la belga, la francesa, la australiana y la venezolana. ¡Si es que es un invento la mar de original!

Así que ya sabes, cuando te entre el gusanillo de chino a domicilio no olvides incluir en tu pedido estos deliciosos y nutritivos entrantes. Porque sin ellos, parece que nuestra cena/comida china queda huérfana… ¿O no? 🙂