La primavera tiene apellidos que todos conocemos. Porque la primavera es sinónimo de sol, luz, flores, buen tiempo… Sí, pero también lo es de gazpacho, salmorejo, ensaladilla rusa… Y de comida griega. No lo habías pensado? Por qué con el buen tiempo nos empieza a apetecer este tipo de comida?

El primer motivo es que la comida griega es una de las comidas más representativas de la zona del Mediterráneo. Y de toda Europa, todos sabemos que España, Italia y Grecia son los países que presumen de mejor clima. Que se lo digan a los nórdicos.

Por eso en primavera y verano nos apetece comer comida mediterránea y concretamente comida griega. Porque la cocina que se hace aquí está adaptada a este tipo de clima primaveral. Y entra requetebién.

Al ser una comida pensada para esta época, sus ingredientes son más ligeros y saludables. Casi todos los platos contienen muchas verduras, que nos aportan vitaminas ideales para luchar contra el sol y las altas temperaturas. En primavera o verano no busques un empacho porque te puedes arrepentir y mucho. Mejor platos fresquitos y no tan pesados como los del invierno.

Y por qué sucede esto? Por qué en primavera y verano comemos más ligero? Sin duda porque nuestro organismo necesita menos energía para producir calor. Entonces comemos menos cantidad.

Además, las altas temperaturas nos hacen sentir más fatigados y cansados. Nuestro organismo necesita refrigerarse en mayor proporción, y requiere de más sangre circulando por la piel en vez de en el intestino haciendo la digestión.

Así que ya sabes por qué en primavera te empieza a poner ojitos esa ensalada griega, esos falafel, ese pescado a la parrilla… Comida griega de lo más sana y rica al mismo tiempo.

Estos son algunos de los platos más populares de la comida griega que deberías probar esta primavera sí o sí:

 

Platos más conocidos de la comida griega

Hummus

A los mediterráneos se ve que nos gusta lo del picoteo. El hummus es uno de los entrantes o tapas más famosos. Está elaborado con garbanzos, ajo, comino, pimentón, tahini y aceite de oliva. Es perfecto para dipear como aperitivo con unas crudités.

Tzatziki

Si te gusta el hummus, seguramente el tzatziki también. Es otro dip, pero en este caso a base de yogur griego, pepino, menta fresca y otros ingredientes tan frescos que te harán sentir en alguna playa paradisíaca.

Ensalada griega

A quién no le gusta una ensalada fresquita con su buen chorreón de aceite de oliva, el toque cítrico del limón, las especias… Con una buena base de ingredientes, como el pepino, la cebolla, el pimiento y el tomate. Y de guinda del pastel, un trozo de queso feta. Buenísimo.

Moussaka

Para los amantes de la lasaña (Garfield, también nos referimos a ti…), la comida griega nos brinda una alternativa perfecta para disfrutar en primavera. En vez de capas de pasta, la moussaka tiene rodajas de berenjena. Más ligerito.

Gemista

Si te gustan los pimientos rellenos con un toque de queso gratinado por encima, este plato te la comida griega te chiflará. No es pesado, pero tiene lo suficiente para que aguantes bien el día.

 

Restaurantes donde pedir comida griega

 

Kritikos

En este restaurante, ubicado en Madrid, puedes pedir los mejores platos de comida griega sin salir de casa.

 

El Paraíso Griego

Nos vamos a la ciudad condal, en Barcelona, donde puedes pedir una ensalada griega o lo que te pida el cuerpo esta primavera.

 

Dionisos Huertas

En pleno de centro de Madrid encontrarás el restaurante de comida griega más reconocido de España.

 

Griego’s Leo

De nuevo en Barcelona puedes pedir los platos más fresquitos de comida mediterránea sin tener que ir a Grecia.

 

El cuerpo lo sabe: en primavera lo que apetece es comida ligera, como la comida griega. Dásela, dásela. Por su bien y el tuyo…