El tempura es un plato de frituras rápidas japonesa, que puede ser de carnes blancas o de mariscos y verduras. Este plato se caracteriza porque todos sus ingredientes se cortan del tamaño de un bocado y se fríen en aceite a una temperatura de 180º. En restaurantes o en los locales de comida a domicilio, suelen freírse en aceite de sésamo. Una vez servido en la mesa los ingredientes son sazonados con una salsa Tentsuyu, elaborada con caldo, salsa de soja, sake dulce; jengibre, rábano y especias.

Este plato tiene su origen entre los siglo XVI y XVIII,  en la ciudad de Nagasaki, donde  misioneros jesuitas españoles, comenzaron con la costumbre de comer pescados y verdura durante la celebración de la cuaresma. Hay otra leyenda, que establece que el origen del tempura se remonta a la llegada de Marco Polo a China, porque hasta ese momento las comidas fritas no eran frecuentes ya que el aceite era muy costoso.

La elaboración de este plato no lleva muchos minutos. Las carnes que se utiliza es la “carnes blancas”: de aves, pescados, mariscos o Kanikama. Los langostinos, camarones son limpiados desde afuera hacia adentro, se cortan en forma de mariposa y se marinan  en una mezcla de sake y sal marina, o agua fría, harina no leudada y huevo. Los vegetales son variados como por ejemplo pimiento morrón, cebolla, rábano, berenjena, espárrago, remolacha, zanahoria, vainas coliflor, brécol o brócoli, batata o diferentes especies de setas.