Blue Monday, blumondei o cómo sea. Nosotros preferimos llamarlo Food Monday. Hoy es su-pues-ta-men-te el día más triste del año. Vale que hay motivos para pensarlo. Porque un estudio de una agencia de viajes publicó este concepto hace 14 años: que el tercer fin de semana de enero era el día menos cargado de felicidad de todo el año.

 

¿Por qué el Blue Monday es el día más triste del año?

 

Pues hay unas cuantos factores que utilizaron para profundizar en su estudio.

 

1. Propósitos

El hecho de que apenas empezado el año fuésemos dándonos cuenta de que nuestros propósitos de años no se iban cumpliendo. A tres semanas de fin de año, nuestras promesas se desploman por sí solas.

 

2. Frío

Aparte, el clima, bastante frío en este mes del año, afecta increíblemente en nuestro estado de ánimo. Todos sabemos que finales de enero (casi inicios de febrero) es la época más fría de todo el año.

 

3. Fin de mes

Por no hablar de la parte económica: el Blue Monday es la tercera semana del mes, lo que significa para muchos estar en números rojos. Llegar a fin de mes no es tarea fácil para muchos, pero menos después de Navidad.

 

4. Sin ahorros

Y es que para colmo, después de todo el despilfarro en Navidad, nuestra hucha de cerdito se ha quedado más que vacía al comprar regalos y demás consecuencias de la época navideña.

 

Esta suma de factores hace que el tercer lunes de enero sea el día más triste del año. Pero, que no cunda el pánico, también hay cosas que puedes hacer para remediarlo. Puedes hacer sólo una de ellas, aunque lo aconsejable es que las hagas todas, en el orden que te mostramos.

 

Cómo combatir el Blue Monday

 

1. Hacer ejercicio

Dar un paseo por el parque, por la playa o por aquel rincón bonito de tu ciudad también puede ayudarte. Aunque con el tema del frío, es mejor que te resguardes en casa. También puedes hacer ejercicio en el gimnasio, más protegido de las bajas temperaturas.

 

2. Meditar

Qué mejor manera de afrontar un día difícil que meditando y teniendo nuestro cuerpo y mente en equilibrio. Relajarse es una buena forma de liberar el estrés, que a veces va unido a la tristeza y la frustración, en un día como este.

 

3. Risoterapia

La terapia de relajarse funciona, pero la que verdaderamente libera endorfinas y puede hacernos más felices un Blue Monday es la risoterapia. Reírse a carcajadas te quita cualquier pena de encima. Y eso puede ser viendo una peli de comedia, con bien de palomitas. O una maratón con bien de pizza. Lo que tú veas. Y si no, ver memes también nos vale. El caso es echar un buen rato en casa, con un plan tranqui y en pijama.

 

Perfecto sería acabar el día así, y coger fuerzas para empezar el martes con buen pie. Jaque mate al Blue Monday.