¿Cómo llevas las temperaturas? ¿Eres de los afortunados que están de playeo o eres de los que andan por la meseta? El calor aprieta en todos sitios pero parece que en algunos más que otros, eh. Estés donde estés, te vendrá de perlas saber que los smoothies, además de estar de escándalo, sirven para refrescarnos y quitarnos el calor asfixiante de encima.

Los batidos de frutas son ideales para cualquier estación del año pero en verano cobran mayor sentido por la acción refrescante de algunas de sus frutas, por no hablar de lo sanos que pueden llegar a ser (siempre que no lleven azúcares añadidos). En este artículo te recomendamos 5 smoothies para quitarte el calor (y el antojo). ¡Allá vamos!

El de toda la vida (fresa y plátano)

Este te teletransporta de nuevo a tu infancia, a los petit-suisse de fresa y plátano, a las tardes de verano… Un sabor más que conocido y aprobado por tu paladar.

El de piña colada (piña y coco)

Si eres de cocktails, este te flipará seguro. Es la versión sin alcohol de uno de los cocktails de todos los tiempos, la piña colada. Increíblemente refrescante la combinación entre piña y coco.

El tropical (mango, melocotón y lima)

Naranja, el color del verano. Y el de este smoothie. El tropical es el equilibrio perfecto entre dulce y ácido. El mango le da potencia a este smoothie, el melocotón le da ese dulzor tan rico y la lima le pega un refrescón a tu cuerpo como si fuera un chapuzón.

El veraniego (sandía y frutos del bosque)

La sandía está en todas las mesas de España. También puede estar en tu smoothie, acompañado de frutos del bosque, sobre todo frambuesas, que acentuarán más ese color rojo-rosa precioso.

El verde (kiwi, espinacas y manzana)

Popeye estaría orgulloso de ti y de este maravilloso smoothie verde, cargado de vitaminas para tu cuerpo serrano. El sabor principal es el kiwi, pero la manzana rebaja un poco la acidez y las espinacas le dan un sabor diferente y divertido. Pruébalo, en serio.

¿Con cuál te quedas? Al menos que no se quede el calor, oye. ¡Fuera, fuera!