Tipos de queso:

  1. Queso cheddar
  2. Queso gouda
  3. Queso de torta
  4. Queso parmesano
  5. Queso de tetilla
  6. Queso edam
  7. Queso fresco
  8. Queso crema
  9. Queso mascarpone
  10. Queso oaxaca
  11. Queso azul
  12. Queso provolone
  13. Queso camembert
  14. Queso de cabra
  15. Queso manchego
  16. Queso emmental
  17. Queso brie
  18. Queso mozzarella

Tipos de queso según su corteza:

  1. Quesos de pasta prensada
  2. Quesos de pasta cocida
  3. Quesos de corteza lavada
  4. Quesos de pasta blanda

El queso es uno de los alimentos sólidos más consumidos en el mundo y que más variedades puede presentar. Se trata de un producto que se enmarca dentro de los lácteos y que están realizado a base leche cuajada que puede ser de vaca, cabra, oveja, búfala, camella, etc.

La gran variedad precisamente que se puede encontrar de quesos se da en función de los diferentes estilos y sabores que se encuentran en el mercado y que son el resultado del uso de que se hace de distintas especies de bacterias y mohos, así como los diferentes niveles de nata con las que se cuenta en la leche o el tiempo de curación y la procedencia de la leche animal que se emplee en su elaboración.

¿Una curiosidad? Se trata de uno de los alimentos más antiguos del mundo. Tanto que los orígenes de la elaboración del queso se ubican en el 8000 a. C, momento en el que se domestica la oveja.

Características de cada queso

Como decimos en el mercado se pueden encontrar un sinfín de quesos pero los grupos más destacados son los siguientes.

Queso cheddar: Se trata de un queso originario de Somerset, un condado de Inglaterra. Se trata de un queso duro elaborado con leche de vaca y que requiere de uno a dos años de maduración.

Queso gouda. Es un queso originario de Holanda. Se caracteriza por presentar un sabor suave, de color amarillo y con algunos agujeros irregulares. Si está muy maduro puede servirse frío.

Queso azul. El queso azul tiene su color porque cuenta con la presencia de moho y derivados del uso del hongo penicillium roqueforti. Se caracterizan por su fuerte olor y sabor.

Queso mozzarella. Se trata de un queso típico de  Italia y suele elaborarse con leche de búfala, es bastante graso.

Queso provolone. El provolone es un queso semiduro que cuenta con una forma alargada.

Queso de cabra. Es queso elaborado con leche de cabra y se caracteriza por tener más valor proteíco que el queso hecho con leche de vaca.

Queso manchego. Este queso tiene su origen en Castilla La Mancha, por lo que es español. Suele hacerse a partir de leche de oveja de raza manchega. Se caracteriza por ser un queso que aumenta su sabor cuanto mayor es su tiempo de curación.

Queso emmental. Se trata de un queso de origen suizo. Los agujeros que contiene se dan por las burbujas de dióxido de carbono que se liberan en el momento de su fermentación.

Queso brie. Este queso está hecho a partir de leche de vaca cruda, es cremoso y bastante graso.

Queso fresco. Este queso se caracteriza por retener, en el momento de su elaboración, parte del suero de la leche. No tiene proceso de maduración o refinado y se consume fresco aunque suele ser aderezado con azúcar o sal para que no tenga su sabor amargo original.

¿Cómo tomar el queso?

El queso es un alimento que, como decimos, se puede tomar cocinado, en crudo, rallado, como condimento de platos, como ingrediente principal. Su sinfín de sabores posibles hace que sea un alimento que gusta prácticamente a todos.

A a ti, ¿qué variedad de queso te gusta más?