Tipo de harina con Gluten:

  1. Harina de trigo
  2. Harina de avena
  3. Harina de cebada

Tipo de harina sin Gluten:

  1. Harina de Garbanzos
  2. Harina de arroz
  3. Harina de Maíz

¿Qué es la harina?

 

La harina es el resultado final del proceso de molido o pulverización de algún cereal, legumbre o fruto seco. Estos productos son utilizados en la preparación de recetas de cocina, generalmente. Entre los alimentos que se pueden preparar con harina encontramos: el pan, empanadas, pizzas, pastas, tortillas, salsas, tortas, bizcochos, galletas entre otros muchos.

Harinas con gluten

Con gluten: son conocidas como las harinas de fuerza entre ellas la más común es la de trigo ya que contiene muchas proteínas, son elásticas y manejables con las manos sobre todo en la preparación de masas para pan o pizzas, existe una más ligera que se utiliza en la preparación de postres.

Sin gluten: en este grupo encontramos las harinas que no necesitan realizar un crecimiento de su tamaño por medio de la fermentación, se utilizan en la elaboración de crepes, galletas y empanadas.

Con gluten:

Harina de trigo:

Es la harina más comúnmente utilizada a nivel mundial, se emplea en muchos platos y alimentos tanto salados como dulces, es un alimento que aporta muchas vitaminas como la A, B, E, proteína vegetal y minerales como el potasio, zinc, hierro, sin embargo, este aporte no se da en igual magnitud en harinas que son más refinadas.

Harina de avena:

Puede utilizarse junto con la harina de trigo o sola, es ideal para postres como galletas, magdalenas y crepes. La avena está reconocida al ser un cereal con alto contenido en fibra además de tener entre sus propiedades zinc, calcio, magnesio, cromo, así como vitaminas del grupo de la B y la E. si queremos preparar pan o bizcochos más suaves debemos incluir en la receta trigo.

Harina de cebada

Esta harina es utilizada por los pasteleros como espesante y complemento junto con la de trigo, esta harina es reconocida por tener vitamina de los grupos A, B, y C. aparte de minerales como el zinc, potasio, cobre y fósforo. Es de gran ayuda para preparar panes más esponjosos.

Harinas sin gluten

Harina de garbanzos

Utilizada en recetas, especialmente típicas de la India, pero a nosotros nos va muy bien para rebozados, tortillas sin huevo, etc. Su sabor a garbanzo es muy característico  y algo fuerte, por ello no recomendamos utilizarla en dulces. Suele ser muy saciante gracias a su alto contenido en minerales como: calcio, hierro, zinc y potasio. Cuenta también con vitaminas del grupo B, K, C y D, además de ser una fuente fibra y proteína vegetal.

Harina de arroz

Como en el caso de los garbanzos, esta es una harina que sirve para rebozados, espesar guisos y salsas, cuando se mezcla con otro tipo de harinas sirve para panes, bizcochos, entre otros, ella tiene de igual forma una presentación integral que tiene altos contenidos en vitaminas, proteínas y minerales ideales para las personas del mundo fitness.

Harina de maíz

Esta harina es muy recomendable para empanadillas, y como espesante para guisos, salsas, o sopas. En su versión integral esta harina tiene altos contenidos de vitaminas y minerales.

¿Con que se pueden acompañar?

 

Las harinas se pueden complementar con muchísimos ingredientes, ya que ella es la base de la preparación, los platos que se hacen con harina se pueden acompañar con vegetales, carnes, cerdo, pescado entre otros. En el caso de ser platos dulces podemos combinarlos con frutas, chocolate, miel, etc.