La grasa vegetal

Este es uno de los tipos de grasa, que tiene su origen en su extracción de algunos vegetales y se compone de grasas no saturadas, son de las más comunes ya que se encuentran en las margarinas vegetales, mayonesas, aceites de maíz, etc. Las grasas de este tipo pueden ser monosaturadas o poliinsaturadas. Entre las grasas vegetales se encuentran todos los aceites que consumimos, entre ellos el aceite de oliva.

La grasa animal

Como su nombre indica, estas grasas provienen de alimentos de origen animal y están asociadas al colesterol y suelen tener mayor cantidad de grasas saturadas. Algunos de los alimentos que contienen grasa animal son la manteca, la mantequilla, los quesos, la leche, entre otros. También se derivan de ella productos para el uso doméstico.

Grasas saturadas

Estas son grasas que se obtienen de alimentos derivados de animales como es el caso del tocino, la carne de cerdo o de res. Esta también puede ser vista en el aceite de coco y el aceite de palma. Es una de las grasas más dañinas para el organismo, ya que son procesadas y son más difíciles para digerir. Se pueden identificar porque a temperatura ambiente se solidifica.

Grasas insaturadas

Son de las grasas más sanas. A este tipo de grasas les falta un átomo de hidrógeno, y son recomendadas por que son una fuente de nutrientes esenciales. En su estado natural son líquidas y no se solidifican.

Son de las necesarias para el cuerpo, gracias a que tiene componentes de las membranas celulares que son esenciales para el funcionamiento de las hormonas. El cuerpo no las produce y se tiene que buscar en productos como el aceite de oliva, girasol, o maíz. Por ello, sus nutrientes se adquieren a través de la alimentación. De aquí se derivan dos tipos de grasas las monoinsaturadas y las poliinsaturadas.

Tipo de grasas insaturadas

Grasas monoinsaturadas

Tienen un alto contenido en ácido oleico. También son conocidas como grasas de un solo enlace. El aceite de oliva contiene este tipo de grasa, y su beneficio se debe a que disminuye las concentraciones de colesterol. Es de las que más ofrece beneficios a nuestro organismo, ya que ayudan a eliminar el colesterol malo y limpia la sangre del mismo, mejorando su circulación por las arterias. Además, mejora significativamente la salud si se incluye en la dieta diaria. Otra forma de dar con esta beneficiosa grasa es por medio de los aceites con origen vegetal que se encuentran en las semillas de girasol, en las almendras, nueces y en el aguacate. Es beneficioso para tratamientos capilares o de belleza.

Grasas poliinsaturadas

Se distingue por ser de dos o más enlaces. También reduce los niveles de grasa mala, por lo que si se consume de forma moderada será de gran ayuda. Lo que debemos tener en cuenta es que se oxidan con más facilidad y en este estado expulsan sustancias tóxicas que pueden desencadenar en enfermedades.

¿A qué llamamos grasa?

Las grasas son un importante nutriente que aporta energía al organismo. Estas son las que están formadas por oxígeno, hidrógeno y carbono. Debemos indicar que están compuestas por moléculas formadas por ácidos grasos y por moléculas de triglicéridos. Mediante la combinación, según la cantidad de moléculas, se da como resultados diferentes tipos de grasas, en donde la que más predomina es la grasa triglicérica.