Probablemente hayas oído hablar de qué es el Kale pero no sepas bien qué es. A continuación te acercamos todo lo que debes saber sobre este alimento, nutrientes, formas de prepararlo etc.

A qué llamamos kale

El kale es una de las verduras más nutritivas que podemos encontrar en el mercado. También es conocido como “col verde”, o “berza” en español. Se trata de un alimento de la familia del brócoli, la coliflor y de las coles de Bruselas.

Es un alimento que está llamado a desbancar a las espinacas y es uno de los productos de hoja verde por excelencia. Tiene múltiples beneficios para la salud y un gran sabor.

Su nombre científico es Brassica oleracea. Es un alimento que proviene de Asia y se calcula que llegó a Europa alrededor del 600 dC. Una taza de verdura kale contiene 33 calorías. Es un alimento rico en calcio, vitaminas A, C y K, además tiene un alto contenido de minerales, antioxidantes y fibra, lo que la hacen un gran alimento.

Beneficios del kale

El kale es uno de los conocidos como superalimentos. Permite una absorción del calcio mayor que el de la propia leche, y hace que este vegetal sea una excelente opción a consumir sobre todo si no tomamos demasiados lácteos que son, como sabemos, ricos en calcio.

También es un producto que contiene una gran cantidad de hierro de origen vegetal. Además para conseguir que la absorción sea todavía mayor podremos combinarlos con alimentos ricos en vitamina C.

Además, como decíamos, se trata de un alimento rico en fibra y en proteínas y que cuenta con un bajo aporte energético, lo que hace que sea un alimento con grandes propiedades saciantes y que te permite reducir factores de riesgo cardiovascular.

Al ser un alimento con alto contenido en vitamina K el kale permite mantener una perfecta coagulación de la sangre, lo que lo hace un producto ideal para el hígado y ayuda a limpiarlo mediante sus cualidades desintoxicantes.

Además si quieres tener cuidado a la hora de consumir verduras de hojas verde en exceso por su contenido en oxalatos, en el caso del kale no debes preocuparte, ya que contiene una menor cantidad de esta sustancia tóxica.

Modos de consumir kale

El kale es una opción perfecta para hacer zumos gracias a sus abundantes nutrientes. También encaja perfectamente con sopas hechas con pasta como la sopa de fideos. Otra opción es consumir kale a modo de lechuga, como base de ensaladas, en sándwiches, etc.

El mejor modo de consumir kale es hacerlo cocido y sin que esté sumergido en abundante agua, ya que así no perderá minerales ni vitaminas hidrosolubles. Se puede comer en crudo, salteado junto a otras verduras, acompañando a con carnes o pastas.