Después de varios meses de buen tiempo (y calor achicharrador…), llega el fresquete y algunos días de lluvia. Salir a la calle con lluvia puede ser estresante, abrir y cerrar el paraguas mil veces, quitarte el chubasquero, los centros comerciales acaban saturados de gente… ¿Y si hacemos plan casero? Invita a tus amigos o tu pareja, o dedícate el día para ti.

En este artículo queremos proponerte varios planes para días de lluvia. Empezamos:

  1. Todo en orden

Un día de lluvia es ideal para poner la casa en orden. Saca toda la ropa de tu armario y vuelve a organizarla para entrar en la temporada de otoño/invierno. Guarda aquello que no vayas a usar durante una temporada, y saca lo que vayas a necesitar. También puedes organizar la cocina: clasifica la comida y el menaje en diferentes cajones o armarios para tenerlo todo a mano.

  1. Plan bohemio

Ya puede ser en compañía o a solas, pero un plan de lluvia perfecto puede ser quedarte en casa, encender varitas de incienso y escuchar música de fondo. Abre ese libro que tienes en la mesita de noche por la página por donde lo dejaste, mientras escuchas las gotas de lluvia caer. Puedes acompañar tu lectura con un café, o incluso puedes pedir algo rico, como, por ejemplo, unos gofres con chocolate y nata, con un milkshake de dulce de leche.

  1. Manta y peli

El plan de lluvia por excelencia no podía quedarse atrás. Saca la manta del armario, busca tu peli preferida o hazte un maratón en condiciones de esa serie que querías empezar y nunca encontrabas el momento para ello. En vez de palomitas, que es muy típico, puedes pedir tu comida favorita y completar este plan de lluvia.

  1. La lluvia viene con amor

Dile a tu pareja que os quedéis en casa juntitos, como si vuestra casa fuese una guarida secreta… Dedicaos el día a vosotros: una ducha calentita con mascarillas faciales para quitaros el estrés de toda la semana. Podéis haceros el uno al otro un masaje reconfortante con aceites perfumados para quedaros más relajados todavía. Y para acabar el día de 10, pedid una cena calentita mientras tomáis una copa de vino y habláis de la próxima escapada que haréis juntos.

  1. Saca la consola

Llama a alguien (o no) para pegarte un maratón de videojuegos… Es uno de los mejores planes para días de lluvia porque no te aburrirás ni un segundo. Es más, cuando te des cuenta, habrá escampado un poco y podrás salir a la calle a airearte un rato (y volver a casa para continuir con tu vicio gamer preferido).

  1. Juegos de mesa entre amigos

Este plan de lluvia es, sin duda, el más divertido. Dile a 4 ó 5 amigos que vengan a tu casa para echar la tarde o la noche juntos. Sacad el Monopoly, la baraja de cartas, el Cluedo o, a unas malas, el parchís (os reiréis igual…). Es un plan perfecto para pedir unos churros con chocolate por la tarde, o si se os hace tarde, pedir directamente la cena y seguir jugando. Pero no os apostéis mucho dinero, ¿eh?

Como véis, la lluvia puede ser la excusa para crear un plan casero genial. Es una oportunidad para pasar más tiempo con tu pareja o tus amigos, o incluso para conectar con tu “yo interior”… Oh, eso ha sonado tan “zen”.

Y tú, ¿qué planes de lluvia tienes para esos días?