El hambre reside donde los hombres creen que reside. Ni más ni menos. Es una sombra en la pared. Pero las sombras pueden matar de hambre. Y, a veces, un hombre hambriento puede proyectar una sombra muy grande.

No, no nos hemos vuelto locos, tranquilo. Simplemente llega la séptima temporada de Juego de Tronos y no podemos esperar más para ver cómo continúa la historia. El 17 de julio se estrena en HBO y te proponemos un plan perfecto para ese día.

 

Lo único que te vas a zampar no son sólo 7 capitulazos, sino que también puedes zamparte cuatro bandejas de sushi, dos pizzas familiares o lo que te pida el cuerpo. Porque sin duda vas a necesitar mucha energía para no morir de un infarto o una lipotimia.

Aunque seguramente prefieras pedir los platos de siempre, te contamos los mejores platos de Juego de Tronos, para que vayas haciendo hambre:

  • Tartas saladas: En Desembarco no puede faltar una tarta salada, ya sea rellena de queso, pescado, carne o vegetales.
  • Porridge: El porridge o las gachas de avena son el combustible matutino de la familia real. Cersei también lo acompaña de huevos y mucha frutita.
  • Crema de calabaza: Un plato de aire medieval que encontramos también en Desembarco del Rey. Otras versiones, como la sopa de cebada, la crema de setas o caracoles, son indispensables para llenar el estómago.
  • Sardinas: Fritas o a la brasa, como gustes. En las Ciudades Libres disfrutan de algo parecido a los espetos de sardinas de Málaga.
  • Sopa de algas y almejas: En las Islas del Hierro la gastronomía está influenciada por el mar. Por eso uno de sus platos típicos son la sopa de algas y almejas.
  • Pescado frito: Algo tienen en común con la comida andaluza en la sede del Trono del Hierro: el pescaíto frito. El rebozado crujiente podría ser la debilidad de la realeza. Y con mucha razón…
  • Grillos y saltamontes con mantequilla: Quizá este plato no nos resulte tan apetecible, pero más allá del Mar Angosto es toda una exquisitez. Quién sabe, a lo mejor está rico y todo. Aunque si tienen que echarle mantequilla, por algo será…
  • Comida de caza: El jabalí, el ciervo, el conejo o las perdices son unos de los platos que se cocinan tras una jornada de caza de los reyes. La extravagancia los lleva a servir incluso el pavo real entero con su plumaje.

En fin, algunos platos serán más deliciosos que otros, pero lo que está claro es “todo es mejor con algo de vino en el vientre”, ¿verdad?

La séptima temporada de Juego de Tronos estará cargada de comida, ya sean los que aparecen en la serie o los que degustemos nosotros. ¡Feliz atracón de episodios!