Aunque suene a broma, el nuevo chocolate es rosa. Ya hace tiempo que Nestlé sacó al mercado un chocolate, autodenominado como “el cuarto chocolate”, de color dorado y con un sabor caramelizado. Pero lo cierto es que para lograr ese cuarto chocolate, se han añadido ingredientes que no son leche o chocolate, como el caramelo. Es decir, que no es chocolate como tal. Sin embargo, ahora sí que podemos decir que existe un cuarto chocolate: pero no es dorado, es rosa.

Barry Callebaut es la casa chocolatera suiza responsable de este descubrimiento. Después del chocolate con leche, blanco o negro puro, se ha dado un paso más allá para sorprendernos con este nuevo producto. A sus espaldas, llevan 10 años investigando y desarrollando el chocolate rosa, bautizado como “Ruby”.

A la presentación del chocolate rosa, asistieron diversos críticos gastronómicos, chefs, expertos en chocolate, pasteleros o figuras vinculadas al mundo de la gastronomía para probar esta joya. Algunos de los comentarios fueron que el chocolate rosa Ruby tiene un sabor afrutado y fresco, más ligero que el chocolate habitual.

El CEO de la compañía, Antonine de Saint-Affrique, añadió que el chocolate rosa no contiene saborizantes ni colorantes añadidos, sino que su elaboración procede de unas vainas rojizas cultivadas en Ecuador, Costa de Marfil y Brasil.

El chocolate rosa Ruby podría llegar al mercado en 2018, primero a Asia, Estados Unidos e Inglaterra, y posteriormente llegaría a Europa. Entre su público objetivo, toman protagonismo los millenials por el color vibrante que caracteriza al chocolate rosa, entre rojo y rosado, y por ser un sabor que se ha inventado en su siglo (ya que la última variedad de chocolate que se descubrió fue hace 30 años: el chocolate blanco).

Ojalá no nos hagan esperar mucho para catar este producto delicatessen, y podamos decir de primera mano qué nos parece… ¿Qué pensáis sobre el chocolate rosa? ¿Creéis que tendrá éxito en el mercado este chocolate a La vie en rose?