El próximo 20 de julio es el Día del Amigo, que se celebra bajo la denominación del Día de la Amistad (más comúnmente conocido por ese nombre). Además de en España, este día también se festeja en países sudamericanos como Argentina, Uruguay y Brasil. Otros países lo celebran el 30 de julio (apenas 10 días de diferencia…) y en EEUU lo celebran el primer domingo de agosto. Originariamente fue promovido por la Cruzada Mundial de la Amistad, que se inició en Paraguay para fomentar la cultura de la paz.

Todos sabemos que los amigos están para lo bueno y lo malo. Para reírnos y abrazarnos, y también para apoyarnos unos a otros en las peores situaciones. Los amigos son, por así decirlo, la pequeña gran familia que nosotros mismos elegimos. Son personas con las que compartimos gran parte de nuestro día a día: ratitos en el trabajo o en la escuela, largas conversaciones por teléfono (o por Whatsapp, o por Skype…) y, por supuesto, con los que compartimos nuestra comida. Está claro que la comida nunca puede faltar en una reunión de amigos porque la comida une y nos hace sentir agusto, ¿a que sí?

Podemos tener nuestras propias preferencias para comer, pero hay platos que se prestan más a la hora de compartir con nuestros amigos.

La comida china es una de las preferidas para compartir. Primero, porque normalmente los platos son muy abundantes y para uno siempre sobra… Y, además, está guay probar un poco de todo. Por ejemplo, comer el arroz tres delicias mezclado con cerdo agridulce, pollo con almendras, pato a la naranja… ¡Así es más divertido!

La comida italiana es perfecta para compartir el Día de la Amistad, sobre todo si lo primero que se nos viene a la cabeza es… ¿una pizza? 😛 Una o dos pizzas familiares son el plan ideal para ver una serie con nuestros amigos o para charlar un poco de todo. Ahora, ¡eso sí! Lo importante es cortar la pizza en trozos pares o impares en función de cuantos seamos porque… friends forever, pero con la comida no se juega, ¿eh?

La comida japonesa es muy fácil de compartir, incluso para los amigos más escrupulosos, jejeje. Porque, en el caso del sushi, al ser piezas individuales, cada uno elige las suyas ¡y todos contentos! Además, lo bueno es que hay mucha diversidad y muchos entrantes para compartir con nuestros amigos: unos yakitori, unas gyozas, unas gambas fritas…

La comida española nos la conocemos muy bien y eso de los domingos de paella con la familia al final se extrapola también a la amistad. Tampoco podemos olvidarnos de las tapitas, la tortilla, una buena empanada gallega, unas croquetas de cocido… Si empezamos, no acabamos.

Por último, la comida americana es otra opción estupenda para compartir. Sólo de pensar en ese costillar maravilloso, en esas alitas barbacoa, esos fingers de queso, esos nachos con guacamole…, la amistad se vuelve más profunda y duradera. Incluso las hamburguesas podemos compartirlas cortándolas por la mitad, ¡porque a veces se nos desmoronan enteras de lo grandes que son!

¡Ay, qué bonita es la amistad y qué rico sabe todo cuando lo compartimos con los que más queremos! Si conoces bien a tus amigos, ya sabrás que están deseando pedir y compartir todos juntos. ¿Qué comida te gusta compartir con ellos?

Os deseamos un feliz Día de la Amistad en el que podáis compartir vuestros mejores momentos pidiendo Just Eat 🙂