¿Hay manera de acompañar mejor a una fiesta como la Feria de Abril que con una buena comida? ¡Y si es más de una buena comida o plato mítico, mucho mejor! Y es que si hay una parada obligada en este festejo esa es la noche del pescaíto, en la que se prepara una cena para los socios de las casetas y que tiene lugar el lunes de feria.

Pero no sólo de pescaìto vive este evento y además del mejor pescado fresco, también se pueden degustar otros manjares made in Andalucía como el gazpacho, el salmorejo y los langostinos de Sanlúcar de Barrameda. ¡Mmmmm, se nos hace la boca agua!

Más allá de este evento gastronómico al que no se puede faltar si se visita la feria, tampoco hay que pasar por alto la excelente gastronomía que en ella se puede degustar y que demuestra que en la gran mayoría de ocasiones en la sencillez de platos está el buen gusto.

Sólo hay que como son capaces de hacer de opciones como las mejores tapas de jamón serrano, queso, papas fritas o papas aliñás grandes manjares que se entremezclan con otros platos míticos de la Feria de Abril como son los montaditos, esas exquisitas pequeñas raciones de platos tradicionales, como puede ser una buena tapita de salmorejo, de revuelto, o un pinchito de tortilla y que siempre nos dejan con ganas de más. ¡Riquísimas!

Más allá del pescaíto frito, las tapas y los montaditos hay otro plato que no podemos pasar por alto. ¡Se trata de los garbanzos con bacalao! Una exquisitez que se entremezcla con productos de la huerta tales como las espinacas y que también se puede degustar en forma de ensalada de garbanzos con bacalao, con pimientos, pepino, remolacha, cebolla, tomate y aceitunas si las altas temperaturas aparecen.

Así que ya lo sabes, si vas a la Feria de Abril no puedes dejar de disfrutar de su gastronomía más típica: desde el mejor pescado frito a un buen potaje, pasando por opciones más ligeras y súper sanas como el salmorejo o el gazpacho. ¡Quedarás encantado!