Sin duda, para un amante de la pizza, esta pregunta se habrá formulado varias veces en su cabeza (aunque sea inconscientemente). ¿Qué elementos debería tener una pizzería para que se convierta en tu restaurante preferido, al que pedir varias veces a la semana?

Nos anticipamos a tu respuesta:

  1. A domicilio:

Obviamente, la pizzería debe repartir a domicilio para que podamos disfrutar de sus deliciosos platos desde casa. Porque lo mejor de las pizzerías son sus pizzas, que son perfectas para comer en cualquier lugar. ¡Y eso lo sabemos bien!

  1. Masas al gusto:

Que la pizza tenga masa fina o gruesa no es ninguna virtud o defecto en general, pero según los gustos personales, podrían llegar a serlo. Para no defraudar a nadie, sería genial que la pizzería ofreciese elegir entre masa fina o gruesa (o directamente aquella que nos gusta a nosotros mismos), e incluso una versión sin gluten.

  1. Horario de apertura:

¡¿A quién no le gusta desayunar pizza con café (o té)?! Bueno, vale. Habrá mucha gente a la que no le encante la idea, pero eso será porque no lo han probado… Al amante verdadero de la pizza seguro que le chifla, y es un punto a favor que la pizzería ofrezca reparto a partir de las 11, por ejemplo. Así podemos hacer un brunch de pizza y todos contentos.

  1. Variedad en las pizzas:

Es super importante que la pizzería de nuestros sueños ofrezca una carta amplia y diversa, en la que podamos elegir pizzas clásicas (como la quattro stazioni) u otras más originales y exclusivas (con pollo al curry). Así podremos ir probando pizzas nuevas sin que nos cansemos de su carta.

Estos cuatro requisitos son inamovibles para que cualquier pizzería deje de ser una cualquiera y se convierta en la pizzería de tus sueños. Buon appetito!