Comilón


Barrigón, mimoso, torpe y siempre hambriento, pero no el cuchillo mas afilado del cajón de los cubiertos. Si se lo dejamos a él, un pedido a domicilio implicaría la caza de folletos viejos y un elevado coste en la factura del teléfono.

Empollón

Empollón es tan listo como un zorro en un esmoquin. Un par de clics en Just-Eat y la comida está en camino. Probablemente sería un pequeño tempura de gambas para el y una pizza familiar con extra de ternera para Comilón. Cualquier cosa para callarlo durante una historia de la España moderna.