Hoy teníamos previsto entrevistar al grupo de Las Saladitas, las patatas rústicas de nuestro spot que cantaban “Uf, cómo está el Kobe”. Lamentablemente, han tenido un incidente y no podrán estar con nosotros. Al menos, viene la estrella del grupo: Big Potato. Para quienes no estén al tanto, Big Potato es la reina del guetto. La que corta el bacalao.

Su voz contralto nos tiene a todos enamorados. Con personalidad y mucha presencia, está cosechando enormes éxitos junto al resto de sus compañeras. A raíz de su aparición en el spot, no paran de lloverle las ofertas. Se rumorea incluso una posible colaboración con Aitana y Ana War en una nueva versión llamada “Lo Malo es vivir sin patatas”.

-Hola, Big Potato. ¿Cómo estás? ¿Qué les ha pasado a tus compañeras?

-He tenido días mejores. Pues mira, resulta que están grabando unas escenas de un videoclip para un rapero. Yo estoy indignada. A mí no me han llamado por mi tamaño.

-Vaya, qué injusticia, Big Potato. No te preocupes, seguro que para la próxima te llaman a ti.

-No, no, no. Es que me da igual. Lo tengo ya decidido y, además, os lo digo a vosotros en primicia. He estado discutiéndolo mucho con mi manager y al final los dos estamos de acuerdo en que debería emprender mi carrera en solitario. Él dice que tengo mucho potencial y que yo soy la que tiene más followers, por tanto, todo iría bien sin ellas.

-Nos dejas de piedra. No conocíamos estos problemas entre vosotras. Bueno, ¿pero con el resto del equipo todo bien?

Of course. Biggie Burger y yo somos como almas gemelas, Doña Tortilla es un amor, Flan es mi mejor compi de risas… En fin, qué te voy a contar. Para mí ha sido una gran oportunidad conocerlos y hacer esta aventura juntos. No tengo ninguna queja de ellos. Son maravillosos. Lo de Las Saladitas ha salido regular, pero esto sólo acaba de empezar.

-Bueno, nos alegramos de escucharte decir eso. Al menos estás aprovechando el tiempo y haciendo muchos contactos. Por cierto, nos hemos enterado de una posible colaboración con Aitana y War. ¿Nos cuentas algo?

-Ya sabía yo que me preguntaríais por eso (Risas). Todavía no está confirmado, pero es muy probable que antes del verano lancemos un single muy tropical. Nos retroalimentamos muy bien: ellas le ponen la voz y yo le pongo mi flow. Además, ahora está muy de moda la fusión, como sabes.

-Vaya, vaya. Qué calladito te lo tenías, Big Potato. ¡Qué de primicias nos estás dando!

-(Risas) Sí, la verdad es que cada día es una noticia nueva. Me encanta este ritmo de vida. Desde siempre he sido una persona muy enérgica y necesito estar de aquí para allá todo el rato. Todo esto es una pasada.

-Oye, ¿y con “el Kobe” cómo va la cosa? Sabemos que os lleváis muy bien, pero… ¿Hay algo más?

-No voy a responder a preguntas personales. De ninguna manera. Vamos, qué falta de respeto. Bueno, para qué te voy a mentir. Me encanta que me hagas esa pregunta (Risas). La verdad es que todo esto ha sucedido muy deprisa y ahora es cuando estoy empezando a asimilarlo. Como Amaia y Alfred, pues igual.

-¡Entonces estáis juntos!

-Bueno, más o menos. Estamos tanteando el terreno. Todo se verá en un tiempo.

-Qué buena noticia, Big Potato. Hacéis una pareja ideal. Nos alegramos de que te estén yendo tan bien las cosas. Muchas gracias por pasarte por aquí y lamentamos lo de Las Saladitas. Pero te deseamos mucha suerte, que ni falta te va a hacer.

-Muchísimas gracias, en serio. Sois los mejores. Mmmmuak.