En plena época de exámenes, el caos debe de ser un compañero de piso más en tu hogar. Tazas de café como si no hubiera un mañana, montañas de apuntes y libros, tu madre preguntándote cómo lo llevas, tu abuela insistiéndote en si estás comiendo bien… Y tú, más estresado que nunca.

Sabemos que debe ser difícil organizarse con todo; por eso queremos proponerte 5 razones por las que pedir comida a domicilio en exámenes:

 

  1. No tienes tiempo ni para mirar la hora. Ya no sabes si son las dos de la tarde o las dos de la mañana. Tu nevera está vacía porque con tantas prisas no has tenido tiempo para hacer la compra. Además, no estás muy creativo que digamos para ponerte a cocinar. Déjate de líos y pide comida a domicilio.

2. Podrás concentrarte únicamente en lo más importante: prepararte bien los exámenes. Olvídate de descongelar el tupper por la noche y de fregar los platos. Pedir en Just Eat te va a llevar 2 minutos y además puedes elegir rápidamente los restaurantes a los que sueles pedir porque aparecerán en el historial de tu cuenta de Just Eat.

3. Mejorará tu productividad. Mientras esperas el pedido, aprovecharás más el tiempo para acabar de leerte esas páginas finales, para memorizar el dichoso esquemita o para terminar de pasar a limpio el tema 8. Con las ganas que tendrás de que suene el timbre, tu rendimiento habrá aumentado cuatro veces como mínimo y los exámenes los llevarás mejor.

4. Con el estómago feliz, se estudia mejor. Date ese descanso que mereces disfrutando de tu comida favorita. Desconectar cada 2 horas es super importante para que tu organismo funcione mejor cuando estás estudiando. Y todos sabemos que la hora de comer es un ritual sagrado.

5. Tu mejor recompensa en compañía. Entre examen y examen, puedes quedar con tus compañeros de clase para pegaros un banquete y celebrar vuestros esfuerzos. Os servirá de motivación: ¡cada examen superado tiene premio!

¿Te has sentido identificado? Esperamos haberte convencido para darte una tregua en los exámenes y estar a tope para aprobarlos todos con éxito (y con la barriga llena).

¡Mucho ánimo y suerte a todos con vuestros exámenes! ¿Qué os pide el cuerpo cuando estáis estudiando?