La pizza napoli, o pizza napolitana, ha sido declarada patrimonio cultural de la Humanidad por la Unesco. No es de extrañar, ya que se preparan 2.300 millones de pizzas al año, lo que promueve alrededor de 12.000 millones de euros, que no es poco. A continuación te damos 5 motivos para entender por qué la Unesco ha premiado este plato italiano declarándolo patrimonio inmaterial de la Humanidad:

  1. Ingredientes de calidad

La materia prima utilizada para elaborar la pizza napoli es quizás una de las razones de peso. Desde el aceite para hacer la masa, que es aceite de oliva virgen extra, hasta la mozzarella, de la que se utilizan dos tipos: una mozzarella Especialidad Tradicional Garantizada, y una mozzarella de búfala campana Denominación de Origen Protegida.

Además, los tomates utilizados deben ser de San Marzano, una variedad de tamaño mediano y forma alargada que suele cultivarse en las laderas del Monte Vesubio.

  1. Elaboración artesanal

El reconocimiento no solo se ha hecho del plato en sí, sino también de la profesión de los “pizzaiuoli” napolitanos, por ser los verdaderos maestros de esta peculiar obra de arte gastronómica.

La manera en la que miman la masa al oxigenarla haciendo juegos malabares en el aire, junto a la increíble precisión en las proporciones de sus ingredientes para que la levadura haga magia en el horno, es uno de los motivos por los que Unesco declara la pizza napoli (y a los “pizzaiuoli”) patrimonio inmaterial de la Humanidad.

  1. Cocción muy estricta

La pizza napoli se debe cocinar siempre en hornos de leña, que le dan un aroma característico y, por supuesto, una textura casi imposible de imitar en hornos convencionales.

Otra de las normas en su cocinado son respetar las temperaturas que debe alcanzar el horno y, además, el tiempo de cocción de la pizza napoli. Para obtener la marca “Pizza napoli”, esta debe cocinarse durante aproximadamente 90 segundos a 485º.

De esta forma, en poco tiempo se consigue elevar rápidamente los bordes y derretir la mozzarella, respetando la jugosidad de la pizza sin secarla demasiado.

    1. Unanimidad de votos

    La conformidad generalizada de todos los miembros de la comisión nacional para la Unesco ha llevado a Italia a conseguir este hito en su gastronomía con uno de sus platos más reconocidos mundialmente.

    Este hecho representa un motivo peculiar, dado las dificultades que encuentra Italia en varias ocasiones para ponerse de acuerdo en diferentes aspectos, como la gobernabilidad.

    1. Consumo mundial

    Por último, otra de las razones es, sin duda, la popularidad con la que cuenta la pizza napoli en toda Italia y en todo el mundo. Es difícil no encontrar una pizzería en la que no se haga mención en la carta de esta especialidad.

    Además, probablemente la pizza napoli (y en general la gastronomía napolitana) sea una de las excusas para viajar a Nápoles y disfrutar de sabores con sello propio.

    Y tú, ¿coincides con la Unesco en que la pizza napoli debe ser patrimonio cultural de la Humanidad? ¡Nosotros sí!