El buen tiempo ya está en camino. Conociendo las temperaturas veraniegas de España, más vale que no te pille el toro. Aprovecha el clima suave de la primavera para disfrutar cada minuto. Te damos 4 consejos para pedir comida al aire libre:

  1. Pide al aire libre

Lo suyo es comer al aire libre. A cualquier hora, en cualquier lugar. Pero… si estás en el trabajo, sé prevenido y pide con media hora o una hora de antelación. Escribe la dirección del sitio donde trabajas y después búscate unos metros de césped a tu alrededor. Listo.

  1. Comidas más ligeras

Cuando la temperatura sube, por lo general dejamos de comer tan a lo bestia. El cuerpo nos pide algo más liviano. Sin problemas. Hazte amigo/a de la comida mediterránea. En España sabemos lo que es el calor, así que no hay mejor comida que la nuestra para aliviar las altas temperaturas. El sushi es otra solución. Y la comida tailandesa. Y la vietnamita. Y las parrillas de carbón son otra buena opción, sea cual sea el clima. Deja las patatas fritas para otro momento, y pide una guarnición más ligera, como… ¿una ensalada?

  1. Almuerzos en el jardín

El tercero de los 4 consejos para pedir comida al aire libre, es opcional. Si tienes jardín privado en tu casa, enhorabuena. Lo que tienes que hacer es sacar el mantel de picnic, desempolvar las tumbonas y tumbarte en una de ellas mientras llega el pedido. ¡No te olvides de dejar las bebidas enfriándose!

  1. Picnic en el parque

¿No tienes jardín? Tranqui, el parque es todo tuyo y estás más que invitado. Cuando hagas el pedido, indica la dirección de tu casa para que te lo entreguen y después te lo llevas al parque más cercano. Llénate de vitamina C mientras haces desaparecer la comida bajo el sol. Mmm, ensalada griega, sushi variado, salmorejo cordobés, hummus con zanahoria… ¡Te llevamos el sol!

La otra ventaja de comer fuera de la oficina es que puedes conocer mejor a todos tus compañeros. Después de zampar, os echáis una partida de voley y así bajáis la comida.

Si lo de hacer deporte no es lo tuyo, ¿a quién no le gusta charlar al aire libre? Acábate el postre mientras disfrutas de la brisa y los rayos de sol.

¿Tienes hambre ya? Haz clic para pedir comida sana y ligera mientras brilla el sol. Así vas poniendo en práctica estos 4 consejos para pedir comida al aire libre.