Suponemos que estarás sofocado con tanto calor, pegado al ventilador… No podemos prometerte un aire acondicionado ni un viaje al Polo Norte, pero en este post queremos contarte 3 remedios contra el calor si quieres sobrevivir a este caluroso verano sin desmayarte.

  1. Hidratación

Bebe todo el agua que puedas. Alrededor de dos litros es la cantidad recomendada. La temperatura debe ser fría, pero tampoco demasiado porque después vienen los resfriados y con este calor tiene que ser  un verdadero tormento. Si te cuesta mucho beber agua, incluye alimentos cargaditos de agua, como tomates, melón, piña, sandía…

Aparte, puedes refrescarte en la playa o la piscina; y si no tienes esa suerte, puedes recurrir a duchas frías en casa… Cada dos horas, un refrescón de 2 minutos y listo.

  1. Quedarse en casa

A menos que estés disfrutando de tus vacaciones, el mejor remedio contra el calor es no salir de la cueva… En casa puedes crear el ambiente que te haga sentir más cómodo y será más difícil que nuestro querido amigo Sol te atrape.

Una maratón de pelis en pijama corto, un ventilador, buena compañía y un señor pedido en Just Eat puede ser el mejor plan para huir de las altas temperaturas…

  1. Comida ligera y especiada

En verano nos sentimos hinchados y cansados, eso está claro. Por eso, normalmente nos apetecen comidas ligeras, como las ensaladas que llevan frutas y alimentos fresquitos. El plato estrella sin duda es el salmorejo y el gazpacho. Tampoco se nos pueden olvidar las ensaladillas, el salpicón de marisco, un ceviche, un tartar de aguacate y salmón… Te damos ideas para pedir en Just Eat y combatir el calor. Recuerda que puedes encontrar más fácilmente restaurantes que incluyan estos platos en su carta filtrando por Tipos de Comida.

Como última recomendación, sería bueno tomar comidas especiadas o con un toque picante porque te refrescarán al sudar y encima activarán tu metabolismo y ayudarán a que el flujo sanguíneo trabaje con normalidad, lo cual te hará sentir más despierto y menos flojo…

Ya lo sabes, se puede hacer un tanto más pasajero el calor del verano tomando comidas ligeras y especiadas, hidratando bien el cuerpo y poniendo el ventilador a tope. Vete por la sombra para que lo único que se derrita sea el quesito de tu hamburguesa 😉